Prostitutas buenos aires francia prostitutas

prostitutas buenos aires francia prostitutas

Todo indicaba que si bien es cierto que el grado de criminalidad de la mayoría de las transportadas no era muy elevado, no sucedía lo mismo con su moral a la vista de las costumbres de la época. Al decir del historiador George Pendle: El periodista e historiador inglés Pendle, ha logrado retratar a través de las crónicas de marinos y tripulantes de la época las vivencias en esas naves: En otro pasaje describe: Sin embargo, tales condiciones, parecían ser mejores para las mujeres que las sufridas en las prisiones.

El oficial John Black, declaró luego, que los nueve soldados franceses fueron quienes organizaron el complot. Mucho menos, las condenadas. El resto de la tripulación y soldados que no opusieron resistencia quedaron prisioneros bajo cubierta. Sorprende tal delicadeza e indulgencia de los amotinados para con los prisioneros, pues les cedieron un bote lo bastante grande para tal cantidad de personas y equipo.

George Pendle, señala que algunas de las convictas se jactaban de sus crímenes. Agrega que en su mayoría eran irlandeses partidarios de la independencia de Inglaterra, y que con su llegada masiva a las colonias se produjeron las primeras revueltas. El resto eran ladrones reincidentes, rateros, transgresores de delitos contra la propiedad y prostitutas. En el viaje le dio un hijo y concluye asegurando que si hubiera habido un religioso a bordo se habría casado con ella.

Los amotinados ponen rumbo a Montevideo y entran a puerto con sus 66 convictas inglesas y bandera francesa ondeando en su palo mayor el 27 de agosto de Recordemos que en ese momento histórico España mantenía una alianza con Francia, y ambos reinos estaban enfrentados con Inglaterra. Las autoridades españolas recelaron de los amotinados y su carga de reclusos.

Es particularmente llamativo que en tales declaraciones todos los marinos coincidieron en que las reclusas no tuvieron participación en el motín.

Acusando, sin dudar, a los soldados franceses. Uno de los dos reclusos hombres, mayor Semple Lisle, escribió muchos años después un libro sobre el motín, coincidiendo en exculpar a la reclusas de cualquier participación en el motín. Considerando los estrechos e íntimos vínculos entre marinería, soldados y reclusas, resulta poco convincente que siendo las mujeres las que tenían tanto para perder, y siendo numerosas y de costumbres aguerridas no hayan intentado hacer algo por su libertad. En el sumario instruido por las autoridades de Montevideo declararon 56 tripulantes.

De ellos, diez afirman estar casados y que sus cónyuges navegaban con ellos. Tal tierno acontecimiento generó cierta incomodidad en los ex amotinados. Cabe recordar que las invasiones inglesas al Río de la Plata se produjeron en — Al arribar a Buenos Aires las mujeres son internadas en la Residencia y poco a poco destinadas a casas de los vecinos. Dos meses después, las dos reclusas piden ser aceptadas en casa de doña Josefa Mingoche, habitante en Monserrat, prometiendo enmendar sus yerros y reconciliarse con la religión católica.

Estas casas amuebladas, abundaban en Buenos Aires y eran de uso corriente. En algunas vivían permanentemente prostitutas, pero en general eran para ser ocupadas en un corto tiempo por parejas. Esta Ordenanza del 29 de diciembre de , disponía también que en las casas amuebladas, las ropas de cama debían ser cambiadas cada vez que eran usadas por personas distintas.

También en las posadas era obligatoria la instalación del servicio de agua caliente y fría al bidet que se debía instalar y la salida de aguas servidas debía estar conectada a la red cloacal art. Se trataba de impedir el trabajo de las prostitutas clandestinas que reclutaban clientes entre los estudiantes o concurrentes a templos o intentaban reclutar otras mujeres para iniciarlas en la prostitución.

Siguiendo con el mismo espíritu, el 17 de marzo una nueva Ordenanza Municipal dispuso la clausura de los clandestinos que funcionaban en inquilinatos, departamentos, casas de vecindad. Al mismo tiempo, dispuso verdaderas batidas para combatir, en la medida de lo posible, la prostitución clandestina. Estas disposiciones, señalan la falta de una política coordinada en la Municipalidad, pues se disponían medidas parciales que trataban sectores del problema global.

Por algunas de ellas, se intentó restringir la prostitución colectiva ejercida en casas grandes, con muchas mujeres. En es importante la disposición municipal referida a la moral e higiene, restableciendo la vigencia de la Ordenanza de la Policía del 4 de abril de sobre casas de prostitución. Trata de asegurar el cumplimiento del registro de personas adscriptas, prostitutas ó sirvientas. En ella se estableció: Las prostitutas así registradas no podían trabajar en casas independientes.

Podía haber un prostíbulo por cuadra, pero no podían instalarse en departamentos, casas de vecindad, conventillos o casas particulares. Debían prestar servicios sin servidumbre a la vista. En cada casa, para cumplir funciones de control y vigilancia, podía vivir una sola mujer. Se prohibía la afluencia de mujeres de otras casas que tuvieran ocupaciones semejantes. El servicio doméstico debía ser desempeñado por mujeres mayores de 45 años.

Los prostíbulos no debían tener signos externos que denunciaran su existencia y, finalmente, la atención médica de las mujeres enfermas, debía estar a cargo de los médicos de la Intendencia Municipal. Todas estas normas ya formaban parte de las disposiciones legales sancionadas desde Asimismo, hay que agregar que a las prostitutas se les proveyó de la Libreta de Trabajo.

Cada libreta debía estar numerada, acompañada con una foto de la prostituta de 3 cms x 3 cms. En ellas debían constar nombre, apellido y otros datos personales.

Las hojas en blanco estaban divididas en casillas para anotar semanalmente el estado de salud extendido por un médico municipal. También, como en el caso anterior, esta disposición era reiteración de otras anteriores. Las causas de clausura de los prostíbulos fueron no estar inscriptos debidamente, o que las libretas de las pupilas no estuviesen al día. La clausura era por tres días y ante reincidencia, la clausura total. Si se reincidía en el ejercicio de la prostitución en el mismo local, dentro de los seis meses de la clausura, la pena era el desalojo.

Todo lo anterior quedaba sin efecto si las mujeres que estaban en falta se inscribían debidamente. Por ello se les entregaba una nueva libreta en el término de 24 horas [5]. Ello encauzaba la realización de los mismos a los locales habilitados para ello y que estaban controlados por otras disposiciones. Se prohibió que los bailes se realizaran en días y horas no permitidas; la venta de bebidas alcohólicas, el ingreso portando armas de fuego o blancas; la entrada y permanencia de menores de 18 años.

El horario era de 20 a 24 horas, de acuerdo con el Reglamento Policial del 1 de noviembre de , y de 20 a 4 en carnaval. Al mismo tiempo se impedía su ingreso a lugares de corrupción.

Finalmente y cerrando esta nómina, se vedaba orinar en la calle. Se muere esta víbora de cien ojos luminosos que se enrosca en las plantas de la urbe.

Cafetín de las figurantas: Son las ex figurantas. Nada se realizó en concreto. Así, el 27 de marzo de se nombró una comisión especial para abolir la prostitución. Como muchas iniciativas anteriores, no concretó nada. Poco después se dispuso restablecer la vigencia de la Ordenanza Municipal del 30 de diciembre de , que prohibía la prostitución y que no había tenido vigencia efectiva. Tenían la posibilidad de dejar el oficio, de ejercerlo por su cuenta, de retirarse ó de ingresar a otros prostíbulos.

De todas maneras, era mano de obra posible de dominar y aprovechar. Por ello se desató entre los rufianes, agrupados o no en organizaciones, una verdadera guerra para continuar el negocio de la Zwi Migdal, después de haber copado los restos subsistentes.

Se produjeron robos, asaltos, castigos, secuestros e intentos de reimplantar los métodos despiadados de la compulsión extorsiva para imponer el trabajo prostibulario a las mujeres antes dominadas. Coincidió con la presencia delictiva de los secuestros extorsivos, que dieron realce a las acciones de Chicho Chico y Chicho Grande [9].

Para aclarar el panorama de la prostitución y los implicados en ella, un fallo judicial indicó que el delito de facilitar la prostitución puede ser cometido por hombres o mujeres, mayores o menores de edad. Contiene 11 artículos y tiene importancia pues es la fuente inspiradora para las modificaciones que se fueron introduciendo en todo el mundo en materia de prostitución.

La Ordenanza Municipal 5. Las ocupaciones previas a la prostitución fueron: A un costado de ésta, antes de la escalera, estaba la llave que iluminaba todos los focos de la plaza.

Cuando las prostitutas habían conseguido candidato, lo llevaban a la plaza. Una apagaba las luces y entonces trabajaban sobre el césped. Cuando la policía conoció esta modalidad, al ver la plaza a oscuras, la rodeaba y al prender las luces, arreaba a prostitutas y clientes a la seccional. Con la aparición de publicaciones especializadas en Derecho, se conocieron algunos casos policiales y de la justicia referidos a la prostitución.

Por intermedio de ellos, es posible mencionar la condena de un marido por obligar a ejercer la prostitución a su esposa. La sentencia es del 30 de junio de y la causa se inició en Este mismo año E. Cuando éste se enteró, inició el juicio de divorcio. El 6 de febrero de , María L. La justicia lo condenó a R.

Otro caso fue el de Naum R. Se casó en con Adela T. Se separaron en y la mujer viajó a Buenos Aires donde siguió trabajando como cabaretera. Conoció a Lucio A.

Este le permitió seguir trabajando en los cabarets. Ese mismo año Enriqueta J. Citó nombres y lugares de cita donde concurría [19]. Finalmente en el mismo año, René M. Era prostituta desde varios años antes. Vivió con el heridor en y , pero cansada de los malos tratos a que era sometida, lo abandonó [20].

El matrimonio la había recibido cuando llegó de Polonia poco antes. También para la misma fecha, Juan Arnaldo ó Arnaudo, vendedor de cocaína, fue detenido en Cangallo Pertenecía a una familia muy pobre y tuvo una infancia y adolescencia rodeada de miseria y privaciones. Se presentó un hombre, también polaco, Jaime Cissinger, de regreso de América, con demostraciones de dinero y la pidió en matrimonio. Se casó con ella. A su arribo a Buenos Aires fue obligada a ejercer la prostitución contra su voluntad.

La denuncia realizada ante el Comisario Alsogaray fue utilizada para enfrentar a la organización delictiva que venía operando impunemente desde La trata de blancas, en esta etapa es violenta ó compulsiva, y aunque ya se venía realizando desde , en este período se organizó como empresa.

Hacemos especial referencia al caso Raquel Liberman , que se atrevió a denunciar a la Zwi Migdal , ratificando en su denuncia de Los rufianes se habían dado cuenta de que aisladamente, ejerciendo su profesión independientemente, perderían fuerza operativa. Por decreto del 20 de agosto de , las autoridades de la provincia de Buenos Aires, aceptan el cambio de nombre y jurisdicción.

En la Capital ó en cualquier punto del país, con muy contadas excepciones, todo lo que tuviera relación directa ó aproximativa con el ejercicio de la prostitución no escapaba a su acción de fiscalización y control. En los distintos destinos que Alsogaray tuvo, había reunido muchas pruebas sobre la gravedad de los delitos cometidos. Por falta de oportunidad había tenido que diferir su intervención. La denuncia de la señora Liberman le brindó la oportunidad esperada.

Con celo y rigidez procesal, logró que la justicia interviniera y a pesar de dilaciones y maniobras, el fallo fue condenatorio para la organización Zwi Migdal y la mayoría de sus miembros. En el capítulo V de Trilogía de la trata de blancas rufianes, Policía, Municipalidad , Buenos Aires, edición del autor, , p , en plena lucha contra varios rufianes de esta organización y ante un fallo absolutorio en un juicio contra uno de ellos, Alsogaray dice: En la p prosigue: El auto respectivo fue dictado el 24 de mayo de y corre a fojas del sumario principal.

Precedido por breves consideraciones, menciona el nombre de todos los asociados, cuya orden de captura impartió la policía. El sensacional proceso a la sociedad Migdal , y este subtítulo: Luego Alsogaray relata innumerables incidentes jurídicos, hasta el hecho de ser apartado del proceso el Dr. Este requisito se considera indispensable cuando se trata de una recién importada. Si es prostituta conocida la que se pone en venta, por causas de antemano divulgadas entre los rufianes, la suma a pagar no debe exceder de dos mil quinientos pesos.

Los delitos concomitantes con la actividad de la Zwi Migdal fueron; violaciones, estupro, mancebías, seducciones, secuestros, raptos y adulterios reiterados [24]. En el momento de descubrirse la siniestra trama prostibulera, la organización denunciada tenía en Capital Federal prostíbulos en funcionamiento.

Por su parte, un estudio realizado sobre prostitutas indica que las mujeres se iniciaron sexualmente entre los 17 y los 27 años [26]. El panorama de esos momentos de la prostitución en la Capital Federal y sobre los intereses quedaron afectados por la decidida denuncia de Raquel Liberman y la acción cumplida por Alsogaray. Es posible realizar la siguiente cuenta: Precio mínimo promedio cobrado: Estos precios dan la pauta del poder adquisitivo del dinero en aquellos años y, por ello, el peso de los capitales que estaban radicados en los prostíbulos y la explotación de mujeres.

Corroboran lo anterior, respecto del poder de dinero que concentraba la prostitución y sus altas cifras, las manifestaciones respecto de la actitud de la señora Liberman para reunir el dinero necesario y simular la compra por un tercero de su libertad: Si desconfiamos de la capacidad de ahorro de la señora Liberman, se probó ante la justicia la compra de su libertad y el despojo posterior. Algunas estimaciones de época daban como ingreso diario las siguientes cifras de acuerdo con la categoría de prostituta: En esos momentos, la prostitución clandestina tenía un período de esplendor.

Se destacaban las mujeres que la practicaban preferentemente en las cortadas ó pasajes como el de San Mateo en pleno Palermo. Conservó ese espíritu hasta la fatalidad. En el paquebote George Philippar en el que viajaba se incendió en el Océano Indico y los tripulantes fueron obligados a descender frente a las costas del Golfo de Adén.

De la denuncia no existen copias. La investigación sobre la trata de blancas entre Francia y Buenos Aires fue publicada en el año bajo el titulo de Le Chemin de Buenos Aires La traite de blanches. La Editorial Claridad lo reeditaba con tirajes de En la obra mereció una buena edición española. Juan José de Soiza Reilly, Josué Quesada y otros periodistas combativos abordaban periódicamente el tema, sugiriendo, dando indicios, siempre con pocos datos verificables.

El camino de Buenos Aires comienza con el encuentro de Albert Londres y unos cafishos en una confitería de París. Llega uno, vestido como un maniquí, cargado de billetes de mil francos. Albert Londres se prestaba descender del Malta cuando fue interceptado por la policía, en las escalinatas del barco. Eran las cuatro de la tarde de un 27 de febrero caluroso.

Tras una serie de averiguaciones acerca de su persona y objetivos en Buenos Aires fue detenido. Este hace detener a los traficantes cuando desembarcan. Al día siguiente va a verlos y les dice: De las bodegas empezaron a descender adolescentes traídas desde Francia.

Londres se alojó en un hotel ubicado en calle 25 de Mayo al trescientos. Esa parte de la ciudad es sin dudas el escenario del hampa. Uno se cree un peón sobre el damero … , tiene exactamente tanta fantasía como una geometría: Si bien la laberíntica ciudad lo abrumaba, el francés no tardó en caer bajo sus encantos. Sin embargo, la zona del puerto acaparó su atención. La Boca de Buenos Aires".

Los barrios cercanos al puerto eran un hervidero. Al respecto escribe Londres: Las encontraréis solitarias, en su casita, en su maison francoise, en todas las cuadras de este vasto damero de Buenos Aires ….

Las mujeres eran seleccionadas y luego repartidas entre los propietarios de los clubes nocturnos, Algunas partían hacia Rosario y Mendoza. Otras eran devueltas Cuando las muchachas son descubiertas, las autoridades sudamericanas las reembarcan en el mismo vapor. Pero ante su asombro el negocio no sólo era propiedad de los franceses. Se hacían llamar comerciantes de pieles y compraban a las adolescentes con la anuencia de sus padres.

Sucesivamente le ofrecían un contrato donde dejaban constancia del importe a pagar y el período por el que alquilaban hasta tres años a sus hijas. Son comerciantes serios y previsores. Entre otras cosas, esa mirada ajena le permitió observar el andar cotidiano de una ciudad que parecía funcionar bajo sus propias leyes. Buenos Aires tenía dos millones de habitantes. Y el ritmo de una metrópoli. Como así también ciertos rasgos de idiosincrasia nacional. Albert Londres pasó por Buenos Aires.

Aquello era Buenos Aires … toda una gran ciudad … , la primera de la América del Sur … Tiene en el corazón de los argentinos el mismo lugar que el sol en el cielo. En una conclusión expuesta al final del libro se lee: Si no encontrara esa mercadería, no la vendería.

En el capítulo final, pronuncia casi a modo de epitafio: He querido ver lo que nadie quiere ver ya. De la denuncia realizada por Albert Londres se critica su visión patriótica y maníquea: La Zwi Migdal era, realmente, una organización criminal, bajo la apariencia de una sociedad judía de socorros mutuos, pero la denuncia de Albert Londres, es pobre.

Hay ironía pero hay empatía. No así en el capítulo XVII: Para Albert Londres la Boca es el reino de los Polacos. En , Luis Rubistein, inspirado en la obra de Londres sobre la trata de blancas, compuso El camino de Buenos Aires. Tango Judío, del ghetto a la milonga.

Carlos Dante acompañado por tres guitarras. Yo recuerdo la mañana que llegaste ilusionada. En aquel vapor tan grande que de Francia te buscó. Tu bagayo era el ensueño reflejado en tu mirada. Tu mirada dulce y pura que muy pronto te perdió. Yo lo sé que fuiste buena, pero un día, francesita,. En la historia de tu vida indeleble se grabó. La miseria despiadada, hizo nido en tu casita. Y caíste sin saberlo en las manos de un macró.

Te pintó los paraísos de un país desconocido. Y el camino a Buenos Aires, el camino maldecido. Tu silueta de engañada como escarnio vio pasar.

Fue muy rudo el desengaño al saber que te esperaba. Una vida de impudicia que tu mente ni soñó. Y en los mares de la angustia tu quimera naufragó. Así fuiste, pobrecita, donde un caften te arrastró. Mientras tanto tu viejita se ha quedado en la miseria. Como vos, muchas mujeres engañadas que llegaron.

Y que como vos soñaron un edén artificial. Hoy son flores deshojadas sin amor, hogar ni ritmo. Pasionarias del abismo por un caften criminal. El film El Camino al Sur retomó la idea central de Londres, haciendo principal hincapié en el trasfondo social de la época.

La coproducción argentino-yugoslava fue estrenada en Han pasado diez años que zarpó de Francia,. Mamuasel Ivonne hoy solo es Madam…. La que va a ver que todo quedó en la distancia. Ya no es la papusa del Barrio Latino,. Ya no es la mistonga florcita de lis,. Ya nada queda …Ni aquel argentino.

Que entre tango y mate la alzó de París. Tango de Luis Visca y Enrique Cadícamo , Este prestigioso profesor austríaco de Sociología escribió el pintoresco Textos eróticos del Río de la Plata que se publicó en en Alemania.

prostitutas buenos aires francia prostitutas

Prostitutas buenos aires francia prostitutas -

Contiene 11 artículos y tiene importancia pues es la fuente inspiradora para las modificaciones que se fueron introduciendo en todo el mundo en materia de prostitución. Tres años después, la ley

Realmente el hotel parecía que servía como lugar de prostitución. Entramos al hotel, nos dieron la habitación. Al entrar, nos encontramos con una cama por hacer alguien durmió allí la noche anterior , la basura llena, el lavabo sucio nada que ver con el de la fotografía , con toallas por el suelo, realmente asqueroso, no sabias ni dónde poner las cosas!

De lo asustadas y asqueadas que quedamos de aquel lugar nos fuimos a buscar otro hotel! Por suerte encontramos un buen lugar. La zona es bastante cutre, con bastante prostitución incluida, si bien no da mucha sensación de inseguridad. El personal del hotel es amable. Tiene un ascensor en el que entran dos personas justas.

Las camas tienen buen tamaño y son muy cómodas. El baño es diminuto y no demasiado limpio Es lo que pagas, nada de lujos.

Habitacion modesta, limpia, comoda y caliente. Es una zona que tienes muchas cosas alrededor, como, supermercado, sitios donde comer muchos , starbucks, panaderia, farmacia, metro. Me gusto mucho este hotel, bueno es casi mas una pensión. Es cierto que esta en un barrio de prostitutas, pero no es algo molesto,no es un barrio de problemas.

Este hotel fue una super buena eleccion cuando llegue a paris. George Pendle, señala que algunas de las convictas se jactaban de sus crímenes. Agrega que en su mayoría eran irlandeses partidarios de la independencia de Inglaterra, y que con su llegada masiva a las colonias se produjeron las primeras revueltas.

El resto eran ladrones reincidentes, rateros, transgresores de delitos contra la propiedad y prostitutas. En el viaje le dio un hijo y concluye asegurando que si hubiera habido un religioso a bordo se habría casado con ella.

Los amotinados ponen rumbo a Montevideo y entran a puerto con sus 66 convictas inglesas y bandera francesa ondeando en su palo mayor el 27 de agosto de Recordemos que en ese momento histórico España mantenía una alianza con Francia, y ambos reinos estaban enfrentados con Inglaterra. Las autoridades españolas recelaron de los amotinados y su carga de reclusos. Es particularmente llamativo que en tales declaraciones todos los marinos coincidieron en que las reclusas no tuvieron participación en el motín.

Acusando, sin dudar, a los soldados franceses. Uno de los dos reclusos hombres, mayor Semple Lisle, escribió muchos años después un libro sobre el motín, coincidiendo en exculpar a la reclusas de cualquier participación en el motín. Considerando los estrechos e íntimos vínculos entre marinería, soldados y reclusas, resulta poco convincente que siendo las mujeres las que tenían tanto para perder, y siendo numerosas y de costumbres aguerridas no hayan intentado hacer algo por su libertad.

En el sumario instruido por las autoridades de Montevideo declararon 56 tripulantes. De ellos, diez afirman estar casados y que sus cónyuges navegaban con ellos. Tal tierno acontecimiento generó cierta incomodidad en los ex amotinados. Cabe recordar que las invasiones inglesas al Río de la Plata se produjeron en — Al arribar a Buenos Aires las mujeres son internadas en la Residencia y poco a poco destinadas a casas de los vecinos.

Dos meses después, las dos reclusas piden ser aceptadas en casa de doña Josefa Mingoche, habitante en Monserrat, prometiendo enmendar sus yerros y reconciliarse con la religión católica.

También para la misma fecha, Juan Arnaldo ó Arnaudo, vendedor de cocaína, fue detenido en Cangallo Pertenecía a una familia muy pobre y tuvo una infancia y adolescencia rodeada de miseria y privaciones. Se presentó un hombre, también polaco, Jaime Cissinger, de regreso de América, con demostraciones de dinero y la pidió en matrimonio. Se casó con ella. A su arribo a Buenos Aires fue obligada a ejercer la prostitución contra su voluntad. La denuncia realizada ante el Comisario Alsogaray fue utilizada para enfrentar a la organización delictiva que venía operando impunemente desde La trata de blancas, en esta etapa es violenta ó compulsiva, y aunque ya se venía realizando desde , en este período se organizó como empresa.

Hacemos especial referencia al caso Raquel Liberman , que se atrevió a denunciar a la Zwi Migdal , ratificando en su denuncia de Los rufianes se habían dado cuenta de que aisladamente, ejerciendo su profesión independientemente, perderían fuerza operativa. Por decreto del 20 de agosto de , las autoridades de la provincia de Buenos Aires, aceptan el cambio de nombre y jurisdicción.

En la Capital ó en cualquier punto del país, con muy contadas excepciones, todo lo que tuviera relación directa ó aproximativa con el ejercicio de la prostitución no escapaba a su acción de fiscalización y control. En los distintos destinos que Alsogaray tuvo, había reunido muchas pruebas sobre la gravedad de los delitos cometidos. Por falta de oportunidad había tenido que diferir su intervención. La denuncia de la señora Liberman le brindó la oportunidad esperada. Con celo y rigidez procesal, logró que la justicia interviniera y a pesar de dilaciones y maniobras, el fallo fue condenatorio para la organización Zwi Migdal y la mayoría de sus miembros.

En el capítulo V de Trilogía de la trata de blancas rufianes, Policía, Municipalidad , Buenos Aires, edición del autor, , p , en plena lucha contra varios rufianes de esta organización y ante un fallo absolutorio en un juicio contra uno de ellos, Alsogaray dice: En la p prosigue: El auto respectivo fue dictado el 24 de mayo de y corre a fojas del sumario principal. Precedido por breves consideraciones, menciona el nombre de todos los asociados, cuya orden de captura impartió la policía.

El sensacional proceso a la sociedad Migdal , y este subtítulo: Luego Alsogaray relata innumerables incidentes jurídicos, hasta el hecho de ser apartado del proceso el Dr. Este requisito se considera indispensable cuando se trata de una recién importada.

Si es prostituta conocida la que se pone en venta, por causas de antemano divulgadas entre los rufianes, la suma a pagar no debe exceder de dos mil quinientos pesos. Los delitos concomitantes con la actividad de la Zwi Migdal fueron; violaciones, estupro, mancebías, seducciones, secuestros, raptos y adulterios reiterados [24].

En el momento de descubrirse la siniestra trama prostibulera, la organización denunciada tenía en Capital Federal prostíbulos en funcionamiento. Por su parte, un estudio realizado sobre prostitutas indica que las mujeres se iniciaron sexualmente entre los 17 y los 27 años [26].

El panorama de esos momentos de la prostitución en la Capital Federal y sobre los intereses quedaron afectados por la decidida denuncia de Raquel Liberman y la acción cumplida por Alsogaray. Es posible realizar la siguiente cuenta: Precio mínimo promedio cobrado: Estos precios dan la pauta del poder adquisitivo del dinero en aquellos años y, por ello, el peso de los capitales que estaban radicados en los prostíbulos y la explotación de mujeres.

Corroboran lo anterior, respecto del poder de dinero que concentraba la prostitución y sus altas cifras, las manifestaciones respecto de la actitud de la señora Liberman para reunir el dinero necesario y simular la compra por un tercero de su libertad: Si desconfiamos de la capacidad de ahorro de la señora Liberman, se probó ante la justicia la compra de su libertad y el despojo posterior.

Algunas estimaciones de época daban como ingreso diario las siguientes cifras de acuerdo con la categoría de prostituta: En esos momentos, la prostitución clandestina tenía un período de esplendor. Se destacaban las mujeres que la practicaban preferentemente en las cortadas ó pasajes como el de San Mateo en pleno Palermo.

Conservó ese espíritu hasta la fatalidad. En el paquebote George Philippar en el que viajaba se incendió en el Océano Indico y los tripulantes fueron obligados a descender frente a las costas del Golfo de Adén. De la denuncia no existen copias. La investigación sobre la trata de blancas entre Francia y Buenos Aires fue publicada en el año bajo el titulo de Le Chemin de Buenos Aires La traite de blanches.

La Editorial Claridad lo reeditaba con tirajes de En la obra mereció una buena edición española. Juan José de Soiza Reilly, Josué Quesada y otros periodistas combativos abordaban periódicamente el tema, sugiriendo, dando indicios, siempre con pocos datos verificables.

El camino de Buenos Aires comienza con el encuentro de Albert Londres y unos cafishos en una confitería de París. Llega uno, vestido como un maniquí, cargado de billetes de mil francos. Albert Londres se prestaba descender del Malta cuando fue interceptado por la policía, en las escalinatas del barco.

Eran las cuatro de la tarde de un 27 de febrero caluroso. Tras una serie de averiguaciones acerca de su persona y objetivos en Buenos Aires fue detenido. Este hace detener a los traficantes cuando desembarcan. Al día siguiente va a verlos y les dice: De las bodegas empezaron a descender adolescentes traídas desde Francia. Londres se alojó en un hotel ubicado en calle 25 de Mayo al trescientos. Esa parte de la ciudad es sin dudas el escenario del hampa.

Uno se cree un peón sobre el damero … , tiene exactamente tanta fantasía como una geometría: Si bien la laberíntica ciudad lo abrumaba, el francés no tardó en caer bajo sus encantos.

Sin embargo, la zona del puerto acaparó su atención. La Boca de Buenos Aires". Los barrios cercanos al puerto eran un hervidero. Al respecto escribe Londres: Las encontraréis solitarias, en su casita, en su maison francoise, en todas las cuadras de este vasto damero de Buenos Aires ….

Las mujeres eran seleccionadas y luego repartidas entre los propietarios de los clubes nocturnos, Algunas partían hacia Rosario y Mendoza. Otras eran devueltas Cuando las muchachas son descubiertas, las autoridades sudamericanas las reembarcan en el mismo vapor.

Pero ante su asombro el negocio no sólo era propiedad de los franceses. Se hacían llamar comerciantes de pieles y compraban a las adolescentes con la anuencia de sus padres. Sucesivamente le ofrecían un contrato donde dejaban constancia del importe a pagar y el período por el que alquilaban hasta tres años a sus hijas. Son comerciantes serios y previsores. Entre otras cosas, esa mirada ajena le permitió observar el andar cotidiano de una ciudad que parecía funcionar bajo sus propias leyes.

Buenos Aires tenía dos millones de habitantes. Y el ritmo de una metrópoli. Como así también ciertos rasgos de idiosincrasia nacional. Albert Londres pasó por Buenos Aires. Aquello era Buenos Aires … toda una gran ciudad … , la primera de la América del Sur … Tiene en el corazón de los argentinos el mismo lugar que el sol en el cielo.

En una conclusión expuesta al final del libro se lee: Si no encontrara esa mercadería, no la vendería. En el capítulo final, pronuncia casi a modo de epitafio: He querido ver lo que nadie quiere ver ya. De la denuncia realizada por Albert Londres se critica su visión patriótica y maníquea: La Zwi Migdal era, realmente, una organización criminal, bajo la apariencia de una sociedad judía de socorros mutuos, pero la denuncia de Albert Londres, es pobre. Hay ironía pero hay empatía.

No así en el capítulo XVII: Para Albert Londres la Boca es el reino de los Polacos. En , Luis Rubistein, inspirado en la obra de Londres sobre la trata de blancas, compuso El camino de Buenos Aires. Tango Judío, del ghetto a la milonga. Carlos Dante acompañado por tres guitarras. Yo recuerdo la mañana que llegaste ilusionada. En aquel vapor tan grande que de Francia te buscó.

Tu bagayo era el ensueño reflejado en tu mirada. Tu mirada dulce y pura que muy pronto te perdió. Yo lo sé que fuiste buena, pero un día, francesita,. En la historia de tu vida indeleble se grabó.

La miseria despiadada, hizo nido en tu casita. Y caíste sin saberlo en las manos de un macró. Te pintó los paraísos de un país desconocido. Y el camino a Buenos Aires, el camino maldecido. Tu silueta de engañada como escarnio vio pasar. Fue muy rudo el desengaño al saber que te esperaba.

Una vida de impudicia que tu mente ni soñó. Y en los mares de la angustia tu quimera naufragó. Así fuiste, pobrecita, donde un caften te arrastró. Mientras tanto tu viejita se ha quedado en la miseria.

Como vos, muchas mujeres engañadas que llegaron. Y que como vos soñaron un edén artificial. Hoy son flores deshojadas sin amor, hogar ni ritmo. Pasionarias del abismo por un caften criminal. El film El Camino al Sur retomó la idea central de Londres, haciendo principal hincapié en el trasfondo social de la época.

La coproducción argentino-yugoslava fue estrenada en Han pasado diez años que zarpó de Francia,. Mamuasel Ivonne hoy solo es Madam…. La que va a ver que todo quedó en la distancia. Ya no es la papusa del Barrio Latino,. Ya no es la mistonga florcita de lis,. Ya nada queda …Ni aquel argentino. Que entre tango y mate la alzó de París. Tango de Luis Visca y Enrique Cadícamo , Este prestigioso profesor austríaco de Sociología escribió el pintoresco Textos eróticos del Río de la Plata que se publicó en en Alemania.

Otro, el del sociólogo que mide la relación entre poder y delito, poder y corrupción. Su visión de los argentinos es poco piadosa pues deja entrever que habla de personajes reales a medias identificados, que viven del juego y las prostitutas. El uso de una jerga a medias entre el lunfardo de la calle y lo que trascendía del criptolenguaje de la mala vida, aparece con tono casi paródico.

Los temas que representan en pocas líneas las complejas relaciones que ligaban a los hombres y las mujeres de la prostitución. Los personajes femeninos del Malevo Muñoz son las mujeres de la noche y las compañeras fieles de los delincuentes, como.

La grela de línea, la taquera pura. Que de pichibirla conoció el rigor. Con aquel malevo de lengue y de faca. Ó con otro peor.

La copropietaria del queco la Lula.

La investigación se realiza conforme métodos y objetivos de la Historia Social del Derecho, que estudia la historia de las instituciones jurídicas, en el contexto social, sin premisas ideológicas. Si no encontrara esa mercadería, no la vendería. Es una zona que tienes muchas cosas alrededor, como, supermercado, sitios donde comer muchos prostitutas en cuba prostitutas a domicilio baratas, starbucks, panaderia, farmacia, metro. Yo lo sé que fuiste buena, pero un día, francesita. Por ello se desató entre los rufianes, agrupados o no en organizaciones, una verdadera guerra para continuar el negocio de la Zwi Migdal, después de haber copado los restos subsistentes.